='' HECHIZOS, ORACIONES Y MAGIA: abril 2014

Enlaces Patrocinados

.


.


.


 
Después de la canonización de San Juan XXIII
y San Juan Pablo II, la Iglesia Católica difundió
la oración para el nuevo santo.
 

ORACIÓN

“Dios Padre amado,
que nos diste como Santo Padre
a San Juan XXIII,
llamado por todos
el Papa de la paz y el Papa bueno.

Te pedimos Padre por su intercesión
ser portadores en esta tierra
del don maravilloso de tu paz
y ser por tanto hombres y mujeres de diálogo,
comprensión y tolerancia.
 
Ayúdanos Señor
a ver a todos los que nos rodean
como hermanos e hijos de un mismo Dios
y a buscar en todo momento
el entendimiento sin desvirtuar
 tu luz y tu verdad.

Queremos, como San Juan XXIII,
que nos reconozca el mundo entero porque,
como discípulos tuyos,
nos amamos unos a los otros.

Gracias por este ejemplo de virtudes.
Y unidos a todos los santos del cielo
 y en especial a este Papa bueno
te suplico Padre Santo
esta gracia particular que necesito:

(Hacer la petición)

Gracias te doy de antemano, Señor,
porque al ruego de tan grande intercesor
estoy seguro de que me será concedida.

Amén”.

 


 


 
La nueva oración,
escrita por el cardenal Angelo Comastri,
recuerda la obra de Juan Pablo II
como el santo del viaje, de la juventud
y del diálogo por la paz.
 

ORACIÓN

“¡Oh San Juan Pablo,
desde la ventana del Cielo dónanos tu bendición!

Bendice a la Iglesia,
que tú has amado, servido y guiado,
animándola a caminar con coraje
por los senderos del mundo
para llevar a Jesús a todos y a todos a Jesús.

Bendice a los jóvenes,
que han sido tu gran pasión.

Concédeles volver a soñar,
volver a mirar hacia lo alto para encontrar la luz,
que ilumina los caminos de la vida en la tierra.

Bendice las familias,

¡bendice cada familia!
 
Tú advertiste el asalto de satanás
contra esta preciosa e indispensable chispita de Cielo,
que Dios encendió sobre la tierra.

San Juan Pablo,
con tu oración protege las familias
y cada vida que brota en la familia.

Ruega por el mundo entero,
todavía marcado por tensiones,
guerras e injusticias.

Tú te opusiste a la guerra
invocando el diálogo
y sembrando el amor:
ruega por nosotros,
para que seamos incansables
sembradores de paz.

Oh San Juan Pablo,
desde la ventana del Cielo,
donde te vemos junto a María,
haz descender sobre todos nosotros
la bendición de Dios.

Amén”.

 





 

  Este hechizo de la vela del deseo, que dio a conocer la bruja Sybil Leek, es sencillo de llevar a cabo.

Primero, con algo punzante (un palillo de madera, por ejemplo) escribe en una vela blanca o del color adecuado a la petición, tu nombre o el de la persona a la que deseas ayudar de la mecha a la base y luego la unges con algún aceite esencial adecuado al propósito, de igual manera.

Si el proposito del hechizo es desterrar un mal,entonces debes ungir al contrario, de la base a la mecha, como "sacando lo malo hacia afuera".

En un trozo de pergamino o papel, escribe tu peticion con un lápiz y situalo delante de la vela o debajo de esta... si usamos una foto procederemos igual.

Despues de disponer todo en tu altar o lugar para tus trabajos magicos, encenderás la vela y un incienso apropiado.
Luego recita el conjuro a la gran Diosa de la luna, Señora de la magia y la brujeria:
 

"En este hechizo escrito esta,
lo que de ti deseo recibir,
Oh triple Diosa
 
( decir peticion).

Concedeme lo que te pido y deseo,
Señora sagrada y divina,
dedicandote este rito,
pues confio en tu merced y en tu ayuda,
Oh, Diosa de la luna.

Ahora,pido a la Tierra que recoja mi conjuro,
al Aire que viaje con el,
al Fuego que le de su espiritu
y al Agua que lo llene de amor"

! Que asi sea y asi se cumpla lo solicitado!

 

Luego, deja consumir la vela y el incienso, guarda los restos y el papel con el deseo en un trozo de tela sin usar blanca (o del color apropiado al proposito) y entierralo a los pies de un árbol, arbusto frondoso o alguna planta con flores, para asi ofrecerselo a la madre tierra y esperar que se obre la magia.

Este hechizo se puede realizar dentro del circulo, como cualquier otro, en noche de luna llena,salvo que la peticion sea para destierro de algo malo, en cuyo caso se hará en luna menguante.
 
 
 

 
 
Eres Tú, Señor nuestro Dios,
quien nutre, sustenta y mantiene
a cada criatura viviente.
 
Provéeme con la asignación de pan,
y envía sustento para mí
y para todos los miembros de mi familia
antes de que sienta una necesidad.
 
Que seamos mantenidos
con satisfacción y no con dolor,
de forma permitida y no prohibida,
con honor y no con vergüenza,
para vida y para paz.
 
Que seamos mantenidos
del flujo de bendiciones y éxito,
y del flujo del manantial Celestial,
para que pueda hacer Tú voluntad,
y cumplir Tus mandamientos.
 
Hazme independiente
de la generosidad de otras personas.
 
Y que pueda cumplirse en mí
el verso que dice:
 
 “Tú abres Tú mano
y satisfaces el deseo de cada ser viviente” 
(Salmos 145:16).
 
Y también el verso que dice:
 
“Arroja tu carga a Dios
Y Él te mantendrá”
(Salmos 55:23).
 
 
 



Gloriosa Santa Elena,
Gloriosa Santa Elena,
Gloriosa Santa Elena,

A Jerusalén fuiste, tres clavos trajiste,
el primero lo consagraste,
y el martes a la mar lo echaste;
el segundo se lo diste a tu hermano Cipriano,
para que en batalla venciera de antemano.
Y el que todavía se encuentra en tu bendita palma,
te lo pido prestado y no regalado,
para clavarlo en el alma de

(Aqui el nombre del hombre que deseas desesperar)

para que no me olvide,
para hundírselo en su frente
para que me tenga siempre presente,
para enterrárselo en el corazón.

San Caralampio, atráelo hacia mí.
Santa Elena, el clavo que te pido
es para clavárselo en su mente,
para que en mí piense siempre.

Que venga Santa Elena,
que ni en cama se pueda acostar,
ni con mujer alguna conversar,
que como un perro rabioso me vuelva a buscar.

Santo Varón, te lo pido
para que nunca me olvide por otra mujer.
Jesús Nazareno, atraélo hacia mí. S
anta Bárbara, que Fulano nunca me olvide.
San Antonio, que Fulano cumpla su promesa
o que lo devore el insomnio.

San Juan Bautista,
Santo antes de haber nacido,
concédeme lo que te pido;
que Fulano me cumpla por la Santa Camisa
que te pusieron de prisa.

San Miguel, párate en él.
San Cipriano, escúchame cuando te llamo.
Elena, mueve su corazón con tu varita de pena.
Santa Elena, traélo a mí, líbrame de esta condena.



 
 
Dios de lo verde,
Señor del bosque,
te ofrezco mi devoción
 y pido tu bendición.
 
Tú eres el dios de los árboles
y el señor verde del bosque
que trae vida a la primavera naciente.
 
Eres el ciervo en celo,
el que porta cuernos poderosos
y vaga en el bosque otoñal.
 
El cazador rodeando el roble,
la cornamenta del ciervo salvaje
y el alma derramando
sobre la tierra cada estación.
 
Dios de lo verde,
Señor del bosque,
te ofrezco mi devoción
y pido tu bendición.
Gracias mi Señor y bendito seas.
 
 
 



¡Oh glorioso santo!,
bienaventurado san Chárbel,
llamado por Dios para vivir en soledad,
consagrado por amor solo a Él,
y que con penitencia y austeridad,
e inspirado por la luz de la Eucaristía,
llevaste tu cruz con paciencia y abandono,
ilumina con tu inmensa fe nuestro camino,
y con tu aliento fortifica nuestra esperanza.
 
San Chárbel hijo bienamado de Dios,
que en la ermita, apartado de todo en la tierra
y con autentica pobreza y humildad,
experimentaste el sufrimiento de cuerpo y alma
para entrar glorioso en el cielo,
enséñanos a llevar las dificultades de la vida
con paciencia y valentía,
y sálvanos de todas las desgracias
que no podamos soportar.

San Chárbel, santo milagroso
e intercesor poderoso de todo necesitado,
acudo a ti con toda la confianza de mi corazón
a solicitar tu auxilio y amparo en esta difícil situación,
te ruego me otorgues urgentemente la gracia
de la que hoy tengo tanta necesidad:
 
(hacer la petición)
 
Una sola palabra tuya a tu amor,
Jesús Crucificado,
nuestro Salvador y Redentor,
es suficiente para que Él se apiade de mi
y responda con celeridad a mi solicitud.
 
San Chárbel virtuoso,
tú que tanto amaste la sagrada Eucaristía,
que te alimentaste de la Palabra de Dios
en el Santo Evangelio,
que renunciaste a todo aquello
que te separara del amor a Jesucristo Resucitado
y a su Santísima Madre, la Virgen María,
no nos dejes sin pronta solución,
y ayúdanos a conocer a Jesús y a María cada vez más,
para que nuestra fe se incremente,
para servirle mejor y así escuchar la voz de Dios,
para cumplir su voluntad y vivir de su amor.

Amén.
Rezar pidiendo la intercesión
del milagroso san Chárbel,
el Credo, la Salve y Gloria.





Con luces celestiales brilla vuestro nacimiento,
Inés, portento de gracia,
libradnos de nuestros males.

Cuando oráis, en ese lugar,
aparecieron bellas flores,
que en campo hermoso de estrellas,
lo llegan a transformar,
los afectos virginales
publican de ciento en ciento,
Inés, portento de gracia,
libradnos de nuestros males.

Era la llave que abría al cielo,
vuestra oración,
y en ella en cierta ocasión,
os dio a su Niño María.
Al Niño quitáis la Cruz
por prenda mas estimada,
en fe de que enamorada,
vivís niña, de Jesús.
Inés, portento de gracia,
libradnos de nuestros males.
 
Al cojo, al sordo, al tullido,
al manco, al mudo, al prisionero,
al patricio y extranjero,
sois remedio prevenido:
Sois en males corporales,
eficaz medicamento,
Inés, portento de gracia,
libradnos de nuestros males.

Deja de hacer violencia,
el demonio al poseído,
y se retira rendido,
solo con vuestra presencia,
pues tal es vuestro poder,
para alejar malas influencias,
del maligno, de las magias,
malos ojos, malas lenguas,
y de hechizos que nos echan
algunas personas perversas,
que nos causan muchos males,
y afligen nuestra existencia.
Inés, portento de gracia,
libradnos de nuestros males.


Dios Padre amoroso
que eliges a los más débiles ante el mundo
para confundir así a los fuertes,
concédeme la gracia de ser como Santa Inés,
fiel al amor de tu hijo Jesús
que murió por nosotros en la Cruz,
fiel en lo mucho y en lo poco,
fiel en la alegría y en la tristeza,
fiel en el estudio y en la diversión.
Que nunca me aparte de tí y,
que por la intercesión de Santa Inés,
bajo el amparo protector de la Virgen María
me mantengas siempre alejado
de las ocasiones de pecado.

Amén


 

 
Mirando al Este, decimos:
 
"....Poderes del
Este
, espíritus del aire,
abrid nuestra mente para todo bien,
llenad nuestros pulmones
y cuidad nuestro pensamiento.
Ayudadnos a comprender
nuestro lugar en el círculo, 
en el que ponemos un lugar a vuestra disposición."
 
Miramos al Sur y decimos: 
 
"Poderes del
Sur
, espíritus del fuego,
inspiradnos para hallar
nuestro propio renacimiento
y  prended en nuestro ser
la chispa de la vida.
Ayudadnos a experimentar la pasión de vivir
y venid aquí para recordarnos
su lugar en nuestras vidas."
 
Miramos hacia el Oeste y decimos:
 
Poderes del Oeste,
espíritus del agua, 
guiad  nuestras raíces a la fuente de la vida,
para nutrir nuestra compasión.
Bañad nuestras heridas 
para ayudar a sanar el mundo
por vuestro amor, el cual,
 también pedimos aquí
para la curación de nuestros corazones.
 
Miramos hacia el Norte y decimos:
 
"Poderes del
Norte
, espíritus de la tierra,
mantenednos a salvo
en los brazos de la Gran madre y del Dios padre.
Sed firme en nuestra juventud,
y suave en nuestro envejecimiento.
Ayudadnos a encontrar la sabiduría en los Dioses, 
a los que damos la bienvenida aquí
para guiar nuestros pasos
por el camino de la vida."
 
Frente al altar o mirando de nuevo al Este,
decimos:
 
"Salve a los cuatro cuartos y a los cuatro poderes,
os saludo y os doy la bienvenida
a este círculo de amor."

 



Glorioso y alabado Señor de los Pobres,
a quienes ayudáis a salir de la miseria,
cubriendo sus necesidades,
brindando vuestro apoyo y protección.

A Vos, que sois alfa y omega,
Emperador de reyes,
Mesías, Señor y Dios mío,
a quien todos los Santos invocan,
yo os alabo y bendigo y,
por vuestra preciosa sangre
que derramasteis para salvar al pecador,
os suplico os dignéis escuchar mi súplica.

Os suplico, Socorredme económicamente,
ayúdame a salir de los graves problemas
que me afligen y torturan mi vida.

Vos sabéis que yo he puesto
todo lo humanamente posible
para salir adelante y
para poder cancelar mis deudas,
pero siempre salen dificultades
que me impiden llevarlo a cabo.

Señor de los Pobres, apiádate de mi,
Señor de los Desamparados,
socórreme en mis desdichas,
Señor de los Afligidos,
ten piedad de mí.
 
Amén.

 



En el nombre del Padre,
del Hijo y del Espíritu Santo,
sólo un Dios en esencia
y trino en personas.
 
yo os invoco, Espíritus
(se hace la señal de la cruz),
Espíritus de luz,
Espíritus bienhechores,
para que seáis mi apoyo y mi ayuda,
protejáis mi cuerpo y mi alma,
de toda clase de peligros,
y me abráis los caminos
de la prosperidad y la riqueza.
 
Por la Santa Cruz,
de la pasión y muerte del Todopoderoso,
Yo os requiero por todos los Angeles
de la corte celestial,
por los padecimientos de la bienaventurada
siempre Virgen María,
y por el Señor de los ejércitos
que ha de juzgar a vivos y a muertos.
 
Requiero vuestra presencia
en todos los asuntos económicos
que yo lleve a cabo,
para que salga beneficiado de ellos,
y mis ingresos se multipliquen,
día a día, mes a mes,
semana a semana.
 
Que todas mis necesidades
y las de las personas a mi cargo,
estén cubiertas con abundancia.
 
Que el fruto de nuestro trabajo
nos permita vivir sin estrecheces,
y podamos compartir con nuestro prójimo
las ayudas, y la alegría de la buena fortuna.
 
Espíritus de Luz,
espíritus de la fortuna,
espíritus de la abundancia y la prosperidad,
acudid a mi llamada
y favorecerme con vuestra presencia.
 
Así es y así será.
 
 

 
 

Grandiosa Ochún, poderosa y complaciente,
reina de los ríos, arroyos y todas las aguas dulces,
que derramas amor y belleza por toda la tierra:

A tus pies me arrodillo para hacerte mi súplica:

Concédeme el amor de ____________

¿Quién mejor que tú sabe de amores?

Mi corazón está sufriendo por _________

ya que él no está interesado en mí,
y yo lo deseo intensamente.

Poderosa Ochún, concédeme tus favores

para que yo ___________

sea agradable a su mirada,
que me vea sensual, atractiva y me desee,

que ______________

admire mis facultades y mi belleza interior,
que me respete, admire y quede encantado por mí.

Que sea tanto su amor,
que no pueda pasar un solo instante,
sin mi presencia.

Hermosa bailarina de los 5 pañuelos,
tu puedes concederme mi súplica,
hermosa Orisha que dominas las artes del amor,
escucha mi petición,
y yo te ofrendaré tus velas y flores amarillas
como símbolo de mi gratitud y devoción.

¡Yalodde Yeyé Kari! ¡Yeyeo! ¡Omoriyeyeo!.

 

 
 
Rey Molinero:
bendito, puro y sagrado,
bendito sea con la fuerza que fuisteis llamado,
con esa misma llamé a mis enemigos
en nombre de Dios, las Tres Divinas Personas,
Padre Hijo y Espíritu Santo,
con esas tres palabras benditas
llamé a mis enemigos para que vengan
en son de reconciliación hasta mi persona. 
Que vengan humillados a mis pies
como fue humillado Satanás
a los pies de San Miguel.

Los once mil rayos de Sol
radien los cinco sentidos de mis enemigos
 para que se arrepientan de corazón
de sus malas acciones para conmigo,
que se frenen las malas intenciones
y en su lugar advengan a ellos las buenas
y a la vez la prosperidad.
 
Los once mil rayos del Sol
radien los cinco sentidos de mis enemigos,
sumergiéndolos como fue sumergida
la esponja en hile y la sal al agua,
y que las malas intenciones
que vengan en mi contra sean rechazadas
con el Vástago de San Pedro,
y con la llave sean abiertos
los cinco sentidos de aquellos que tengan ojos
y no me vean, corazón tengan
y no sea yo prisionero,
sentidos tengan en mi no piensen,
pies tengan y no me sigan,
  cuchillo y no corten,
carabina tengan y se les llene de agua,
boca tengan y no hablen
y en el manto de María Santísima
sea yo cubierto y el Sacramento del Altísimo
sea mi compañía.
 
Amén
 
 



Adivinando desde la obscuridad,
voy adivinando hacia la Claridad,
constantemente los Seres me dan la Facultad
para poder ver el mas allá.
 
San Cipriano, Santo Patrón de los Brujos. 
en el nombre de la Santísima Trinidad:
 
  Yo (Decir Nombre)
purifico y cargo esta Baraja
dentro de tu benditas manos. 
 
Pueda ella servirme como un oráculo;
y con ellas sea  capaz de ver el pasado,
el presente y el futuro. 
 
Deme las Facultades y el Don de adivinar
para mi Familia, mi Futuro y mi Fortuna.  
 
Que esta Baraja nunca me falle,
y que me permita ver
lo bueno y lo malo que en su camino
cada persona pueda encontrar,
y estando avisado, lo pueda solucionar. 
 
Bendiga la Corte Espiritual,
cada una de estas cartas dentro de esta baraja,
con las Bendiciones que Dios
puso en el camino de cada persona.
 
San Cipriano, Santo Patrón de los Hechiceros, 
dame la visión y la facultad
para poder adivinar.
 
En el nombre del Padre,
del Hijo y del Espíritu Santo:
Bendice y Purifica esta Baraja
dentro de tus benditas manos. 
 
Amen.
 
 
 

COMPRA EL PODEROSO TALISMAN PIEDRA DE ARA PARA ATRAER DINERO Y AMOR A TU VIDA

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers