='' HECHIZOS, ORACIONES Y MAGIA: junio 2012
.


.


.





La Noche de San Juan, es por excelencia, la noche más mágica del año. Coincidiendo con el solsticio de Verano, las puertas de la magia se abren de par en par para que podamos realizar nuestras peticiones. Es una noche de purificación por medio del fuego, y es por ello, que en la hoguera de San Juan, quemamos todo lo que NO queremos en nuestras vidas, problemas, enfermedades, errores, todo lo que nos daña, para que una vez quemado, ascienda al cielo en forma de humo y regrese a nosotros purificado y convertido en dones y bendiciones.

En este ritual, lo viejo, lo malo, está simbolizado por las hierbas secas que quemaremos junto con la lista de las cosas que NO queremos. Por el contrario las hierbas frescas, simbolizan lo que ya ha sido purificado, los dones, lo bueno, por eso, las pasamos por el humo y las conservamos en casa durante todo el año, hasta la próxima hoguera, que ya secas, serán las hierbas que echaremos en ella para volver a empezar el ciclo de renovación.

Es un ritual mágico y hermoso que siempre da resultados. No dejes de hacerlo y líbrate de los problemas y enfermedades que te hagan sentir mal, y luego recibe los dones de San Juan.


Necesitas:


Hierbas secas, 1 cucharada de cada una: lavanda, manzanilla, verbena, laurel, romero, hinojo y eucalipto.
Hierbas y flores frescas: 1 rosa de color rosa, 1 de color rojo, 3 margaritas, 1 rama de romero, 1 rama de tomillo, un manojo de perejil, otro de cilantro y cualquier otra planta fresca recogida en la noche del 23 al 24 de junio.

Hierba se San Juan (hipérico).

Unas ramas secas y un poco de papel

o carbón vegetal para hacer una pequeña fogata.

1 folio blanco.

Incienso natural en grano.

Carbón vegetal.

1 vela naranja.
1 vela amarilla.
1 vela verde.
1 vela roja.
1 vela blanca.





Este ritual para atraer salud, amor, trabajo, dinero y suerte, se realiza en la noche de San Juan, en el solsticio de verano, la noche del 23 al 24 de junio, a las 12 de la noche.

Oración: San Juan Bautista.

(La encuentras en este blog en

 

Un poco antes de las 12 de la noche:

Desmenuza las hierbas secas y mézclalas. Mientras lo haces pide a San Juan que atraiga a tu casa, salud, amor, trabajo, dinero y suerte para todo el año. Recita varias veces la oración.

Haz un ramo con las plantas y flores frescas y la hierba de San Juan y átalas con una cuerdecita.

Coloca las velas en una bandeja metálica, forma un cuadrado con las de colores y pon la blanca en el centro.

Prepara una hoguera en un recipiente metálico con unas ramitas secas y un poco de papel o carboncillo.

Escribe en el folio blanco 6 cosas que no quieras que te sucedan, por ejemplo: no quiero que falte el trabajo a mi familia, no quiero que ….. no me quiera, no quiero que mis familiares y amigos enfermen…y pon al final 1 deseo mas dedicado a los demás, por ejemplo: no quiero que en el mundo los niños pasen hambre. Dobla el papel.

Enciende el incienso sobre carboncillo vegetal.

A las 12 de la noche:

Prende con cerillas la fogata y las velas.

Cuando la fogata esté con llamas, arroja las hierbas secas y el folio con tus peticiones, espera que se quemen y sáltala 3 veces hacia delante.

Pasa varias veces el ramo de flores y plantas por la fogata.
Deja que la hoguera y las velas se consuman.

Coloca el ramo de flores y plantas, boca abajo, detrás de la puerta de entrada de la casa y déjalo hasta la próxima fiesta de San Juan.








 
Oh Dios, que suscitaste a san Juan Bautista
para que preparase a Cristo,
el Señor,
un pueblo bien dispuesto,
concede por su intercesión en su día,
a tu familia el don de la alegría espiritual
y dirige la voluntad de tus hijos
por el camino de la salvación y de la paz.

Que en este día,
alejemos de nosotros todo lo malo,
lo que nos perjudica física y espiritualmente
y que siendo purificado por el fuego,
quede todo transformado en pureza,
bondad, prosperidad, salud y amor,
para que de esta manera podamos comenzar de nuevo
sin encontrar obstáculos y trabas en nuestras vidas.

San Juan Bautista, te rogamos
que purifiques y transmutes en positivo
nuestros problemas, penas y agobios,
que una vez purificados queden convertidos en dones
y se abran los 4 caminos de nuestras vidas.


Por nuestro Señor Jesucristo.


(San Juan Bautista se celebra el 24 de Junio)






Gloriosísimo San Juan Bautista,
por el amor ardiente que tuviste al Niño Jesús
y por la santísima dulzura
que infundió en tu corazón con sus halagos;

por aquellos privilegios que te concedió
para hacer tantos milagros a favor de tus devotos,
te suplico te dignes favorecerme
en todas mis necesidades con tu eficaz patrocinio
y en particular te ruego me alcances
la gracia que te pido en este día.


(Hacer la petición ahora)

¡Oh, glorioso San Juan Bautista,
muévete a piedad de esta alma acongojada,
que en ti puso sus esperanzas,
líbrala, te ruego, de sus miserias.


¡Oh, santo de los milagros!,
alivia la congoja de mi corazón,
y haz que yo viva aquí
como verdadero amante de mi Jesús
para poder gozar de Él en el Cielo.

Amén.


(San Juan Bautista se celebra el día 24 de Junio)





Sagrado precursor de Cristo,
que santificado en el vientre de vuestra madre,
fuiste la admiración del mundo
en el ejercicio de las virtudes y en los privilegios
con que te enriqueció Dios.

Ángel en la castidad,
apóstol en el celo y predicación,
y mártir en la constancia que por reprender
al incestuoso Herodes ofrecisteis la cabeza al cuchillo,
y en las luces sobrenaturales de que te dotó el cielo,
profeta del que llegó a decir el mismo Cristo:

"Entre los nacidos de las mujeres
ninguno mayor que Juan Bautista";

Suplica al Señor que:
por tu penitencia me haga mortificado,
por tu soledad, recogido,
por tu silencio, callado,
casto por tu virginidad,
espiritual por tu contemplación,
e invencible a mis pasiones
por la victoria que tu alcanzaste de tus enemigos,
para que logre verte en la patria eterna.

Amén.


(San Juan Bautista se celebra el 24 de Junio)







“Gloriosísimo San Juan Bautista,
precursor de mi Señor Jesucristo,
lucero hermoso del mejor sol,
trompeta del Cielo,
voz del verbo eterno,
sois el mayor de los santos y
abanderado del Rey de la Gloria;

Más hijo de la gracia que de la naturaleza
y por todas las razones,
príncipe poderosísimo en el Cielo;

Otorgadme el favor que os pido _____,
si fuere conveniente para mi salvación;
y si no para mi perfecta resignación,
con abundante gracia;
que haciéndome amigo de Dios,
me aseguré las felicidades eternas de la Gloría.

Amén.”


(San Juan Bautista se celebra el 24 de Junio)









VARÓN FELIZ DE MÉRITOS EXCELSOS,
QUE MANTIENES SIN MANCHA TU PUREZA,
SANTO EREMITA,
MÁRTIR ESFORZADO,
MAGNO PROFETA.
HOY, CUANDO TRIUNFAS VALEROSO,
ARRANCA DE NUESTRO PECHO EL CORAZÓN DE PIEDRA,
EL CAMINO TORCIDO GUÍA,
ALLANA LAS ASPEREZAS.
PORQUE, AL VENIR EL REDENTOR PIADOSO
Y LIBRES YA LAS MENTES DE TORPEZA,
SE DIGNE COLOCAR SUS PLANTAS LÍMPIDAS
SOBRE LA TIERRA.
LA CORTE CELESTIAL CON ALABANZAS A TI,
DIOS TRINO Y UNO, TE CELEBRA,
MIENTRAS LOS REDIMIDOS IMPLORAMOS
HOY TU CLEMENCIA.
AMÉN.




Señor, que para dar a los pobres la educación cristiana
y para afianzar a los niños y los jóvenes
en el camino de la verdad,
hiciste nacer a San Juan Bautista De La Salle
y por él fundaste en tu Iglesia
una nueva congregación religiosa;

dígnate concedernos por su oración y su ejemplo
ser fervorosos servidores de tu gloria,
trabajando por la salvación de las almas
y así podamos compartir su recompensa en el cielo.

Por Cristo Nuestro Señor.

Amén




 

Ampáranos, Señora y Madre nuestra.

Ampara a nuestras familias,
a nuestros pueblos, a nuestro mundo actual.

Aleja guerras y discordias.

Une los corazones divididos con la alegría
de sentirse junto a Tí, hijos tuyos.

Da, a los que tienen y pueden,
ojos de misericordia y corazón abierto.

Da a todos pan, abrigo y amoroso hogar.

Da salud a los enfermos,
paciencia en el dolor a los que sufren,
consuelo a los tristes,
ilusión a quienes la ha perdido.

Aparta de las mentes el error
y de los corazones la debilidad.

Mueve a los pecadores a volver en sí
y a los justos a virtud más alta.

Haz que vivamos cantándote y que vayamos,
con tu nombre en los labios,
a contemplarte en la Gloria junto a tu Hijo Jesucristo,
que con el Padre y el Espíritu Santo
vive y reina Dios por los siglos de los siglos.

 Amén.





La pàtria valenciana
s'ampara baix ton mant.
¡Oh, Verge Subirana
de terres de LLevant!

La terra llevantina revíu en ta Capella
al fer-vos homenaje de pur i ver amor.
Puix sou la nostra Reyna, i vostra Image bella
pareix qu'està voltada de màgic resplandor.

La rosa perfumada, la mística açutcena,
lo seu verger formaren als peus de ton altar,
i fervorós en elles lo valencià t'ofrena
la devoció més santa que puga profesar.

En terres valencianes
la fe per vos no mor,
i vostra Image Santa
portem sempre en lo cor.

Salve, Reyna del cèl i la terra;
Salve, Verge dels Desamparats;
Salve, sempre adorada Patrona;
Salve, Mare dels bons valencians.







Necesitas:


La piel de 16 dientes de ajo.
10 cucharadas de aceite de girasol.
1 foto personal.
1 frasquito de cristal.
9 avellanas crudas sin cáscara (3 veces).
4 cucharadas de mejorana seca.
2x3 litros de agua.
3 velones blancos.
1 bolsa de plástico trasparente.
2 cucharadas de miel.
1 cucharada de canela.




Mejor día de la semana: sábado.
Mejor hora: desde el anochecer hasta el amanecer.
Fase de la Luna: cuarto menguante.
Oración: Novena Breve a San Benito.
(la encuentras en este blog en
http://hechizos-oraciones-magia.blogspot.com.es/2012/06/novena-breve-san-benito-para-pedir-una.html



Desmenuza con las manos las pieles de los dientes de ajo mientras recitas varias veces la oración de San Benito.


Introduce tu foto en el frasquito, mete las pieles de ajo y echa el aceite encima. Pide a San benito que te libere de las influencias que ejerce sobre ti la persona de la que te quieres desapegar. Cierra el frasquito, reza la oración y enciende 1 velón.


Pon a hervir el agua en una cacerola, añade 9 avellanas y cuece despacio durante 30 minutos. Echa 4 cucharadas de mejorana y cuece otros 30 minutos. Retira las avellanas y cuela el líquido, tira las hierbas a la basura.


Llena una bañera con agua caliente, echa las 9 avellanas que habías retirado y vierte el liquido de cocción.


Pon el velón cerca de la bañera y métete dentro. Relájate y visualiza como se rompen todas las ataduras que te inquietan y no te dejan vivir en paz. Permanece en el agua 15 minutos. Sal de la bañera y sécate con una toalla bajando desde la cabeza hasta los pies. Tira las avellanas a la basura.


Lleva el velón a tu dormitorio, pon el frasquito cerrado delante y deja que se consuma. Repite la oración varias veces delante del velón.


El baño y el velón tienes que repetirlo 2 sábados más, poniendo el frasquito delante y haciendo varias veces la oración.


Cuando se haya consumido el tercer velón pon el frasquito bien cerrado en una bolsa de plástico trasparente, echa 2 cucharadas de miel y una de canela en polvo, ata la bolsa, déjala en el campo y pide que encuentres una nueva relación de amor que te haga feliz.





NOVENA BREVE A SAN BENITO
PARA PEDIR UNA GRACIA






Rezar durante nueve días consecutivos la siguiente oración:


OH San Benito, mi protector bondadoso y de cuantos van a ti en sus apuros. Intercede por mí a Dios para que alivie mis sufrimientos y dificultades que ahora me agobian.



(pídase aquí la gracia que se desea obtener)


Te lo pido con toda confianza.


Padrenuestro, Avemaría y Gloria.








Levántame, Señor, que estoy caído,
sin amor, sin temor, sin fe, sin miedo;
me quiero levantar y me quedo;
yo mismo lo deseo y yo lo impido.

Estoy siendo uno sólo, dividido;
a un tiempo muero y vivo, triste y ledo;
lo que puedo hacer, eso no puedo;
huyo del mal y estoy en él metido.

Tan obstinado estoy en mi porfía,
que el temor de perderme y de perderte,
jamás de mi mal uso me desvía.

Tu poder y bondad truequen mi suerte:
que en otros veo enmienda cada día,
y en mí nuevos deseos de ofenderte.








Señor Jesús, Te agradezco por el don de la vida.



Tú conoces las personas y las circunstancias
que me han formado ya sea física
como emocional y espiritualmente.



Ellas, y las más íntimas experiencias
de mi mente y de mi corazón,
me han hecho la persona que soy ahora.


Perdóname, Señor,
por todas las veces que te he fallado,
por mi fallos contra mi mismo y los demás.



Al mismo tiempo, perdono a todos los que me han
fallado de alguna manera y me han herido.



Ayúdame a ver que mi enfermedad
tiene una parte muy importante en mi vida.
Ella me ayudará a ser plenamente
la persona que Tu quieres que yo sea.


No permitas que yo pierda o desperdicie
lo que Tu quieres hacer conmigo
para hacer completa mi vida en esta tierra
y para preparar mi vida contigo en el Cielo.



Ahora yo no puedo orar de la manera que quisiera.


(Estoy dolorido, cansado confundido).


Te pido que aceptes cada
mi respiro como un acto de amor
y de confianza en Ti.



Tu eres mi Salvador.
Yo quiero descansar sobre tu amante Corazón
en la seguridad y en la paz,
como un niño en los brazos de su padre.
Yo sé que Tú no me abandonarás.



Te amo, mi Señor,
quisiera amarte con todo mi corazón.



Amen!






Oh Dios, nuestro padre celestial,

protégenos y bendícenos.

Profundiza y refuerza nuestro amor a diario.

Concédenos por tu misericordia

que no lleguemos a decirnos palabra mala el uno al otro.

Perdónanos y corrige nuestras faltas,

y haz que siempre nos perdonemos

cada vez que sin darnos cuenta nos dañamos el uno al otro.



Cuídanos y guardanos bien en lo físico,

alertas en la mente,

tiernos de corazón,

y devotos en espíritu.



Oh Dios, concedenos el aspirar

y llegar a dar y ser lo mejor el uno para el otro.

También te pedimos que llenes nuestras vidas cotidianas

de virtudes que sólo tú puedes darnos.



Y así, Señor, toma nuestro amor y nuestras vidas

en conjunto, que sean para ti una alabanza,

que estén al servicio de los demás.

Que estemos siempre unidos delante de ti,

en alegría y en paz con la ayuda de Cristo nuestro Señor.

Amen!







Tengo mil dificultades: ayúdame.

De los enemigos del alma: sálvame.

En los desaciertos: ilumíname.

En mis dudas y penas: confórtame.

En mis soledades: acompáñame.

En mis enfermedades: fortaléceme.

Cuando me desprecien: anímame.

En las tentaciones: defiéndeme.

En las horas difíciles: consuélame.

Con tu corazón Maternal: ámame.

Con tu inmenso poder: protégeme.

Y en tus brazos al expirar: recíbeme.

Amén!


(Rezar Tres Ave Marías)






María, Madre del sí,
tú escuchaste a Jesús
y conoces el tiembre de su voz
y el latido de su corazón.



Estrella de la mañana, háblanos de Él
y descríbenos tu camino
para seguirlo por la senda de la fe.



María, que en Nazaret habitaste con Jesús,
imprime en nuestra vida tus sentimientos,
tu docilidad, tu silencio que escucha y hace florecer
la Palabra en opciones de auténtica libertad.
María, háblanos de Jesús, para que el frescor
de nuestra fe brille en nuestros ojos
y caliente el corazón de aquellos
con quienes nos encontremos,
como tú hiciste al visitar a Isabel,
que en su vejez se alegró contigo
por el don de la vida.



María, Virgen del Magníficat
ayúdanos a llevar la alegría al mundo
y, como en Caná, impulsa a todos los jóvenes
comprometidos en el servicio a los hermanos
a hacer sólo lo que Jesús les diga.
María, dirige tu mirada al ágora de los jóvenes,
para que sea el terreno fecundo de la Iglesia italiana.
Ora para que Jesús, muerto y resucitado,
renazca en nosotros y nos transforme
en una noche llena de luz, llena de Él.



María, Virgen de Loreto, Puerta del Cielo,
ayúdanos a elevar nuestra mirada a las alturas.
Queremos ver a Jesús, hablar con Él
y anunciar a todos su amor.









Oh Virgen inmaculada, Madre del verdadero Dios y Madre de la Iglesia! Tú que manifiestas tu clemencia y tu compasión a todos los que solicitan tu amparo; escucha la oración que con filial confianza te dirigimos y preséntala ante tu Hijo Jesús, único Redentor nuestro.

Madre de Misericordia, Maestra del sacrificio escondido y silencioso, a "tí" que sales al encuentro de nosotros los pecadores, te consagramos en este día todo nuestro ser y todo nuestro amor. Te consagramos también nuestra vida, nuestros trabajos, nuestras alegrías nuestras enfermedades y nuestros dolores.

Da la Paz, la justicia y la prosperidad a nuestros pueblos; ya que todo lo que tenemos y somos lo ponemos bajo tu cuidado, Señora y Madre nuestra. Queremos ser totalmente tuyos, recorrer contigo el camino de la fidelidad a Jesucristo en su Iglesia; no nos sueltes de tu mano amorosa. Virgen de Guadalupe, Madre de América, te pedimos por todos los obispos y sacerdotes, para que nos conduzcan por senderos de intensa vida cristiana, de amor y de humilde servicio a Dios y a los hermanos.

Contempla a nuestra comunidad e intercede para que el Señor infunda hambre de santidad en todo el pueblo de Dios, y otorgue abundantes vocaciones de sacerdotes, religiosos y religiosas fuertes en la fé y celosos dispensadores de los misterios de Dios.

Concede a nuestros hogares la gracia de amar y de respetar la vida que comienza, con el mismo amor con el que concebiste en tu seno la vida del Hijo de Dios.

Virgen Santa María, Madre del amor hermoso, protege a nuestra familia, para que estemos siempre unidos y bendice la educación de nuestros hijos.

Amén!

Juan Pablo II - Enero de 1979


Oración Final:

Oh, Santísima Madre de Guadalupe que dijiste al Santo Juan Diego: "hijito mío, el más pequeño, no te aflijas por nada; ¿acaso no estás en mi regazo? ¿acaso no estoy yo aquí, que soy tu madre? Esas palabras tuyas resuenan dentro de mi corazón, afligido y agobiado por el peso de mis pecados y los problemas de mi vida.

"Señora mía y Niña mía" , en tu corazón de madre vengo a buscar luz, fuerza, apoyo y paz. Me entrego a tu poder; confío en tu sabiduría me abandono a tu misericordia. Por que eres Madre de Dios, puedes socorrerme; por que eres mi madre, sabes cuánto te amo y te necesito. Madre mía, descanso en la ternura de tu amor.

Amén!







Oh Virgen santísima,
Madre de Dios,
Madre de Cristo,
Madre de la Iglesia,
míranos clemente en esta hora.

Virgo fidélis, Virgen fiel,
ruega por nosotros.
Enséñanos a creer como has creído tu.
Haz que nuestra fe
en Dios, en Cristo, en la Iglesia,
sea siempre límpida, serena, valiente, fuerte, generosa.

Mater amábilis, Madre digna de amor.
Mater pulchrae dilectiónis, Madre del Amor Hermoso,
¡ruega por nosotros!
Enséñanos a amar a Dios y a nuestros hermanos
como les amaste tú;
haz que nuestro amor a los demás
sea siempre paciente, benigno, respetuoso.

Causa nostrae laetítiae, causa de nuestra alegría,
¡ruega por nosotros!
Enséñanos a saber captar, en la fe,
la paradoja de la alegría cristiana,
que nace y florece en el dolor,
en la renuncia,
en la unión con tu Hijo crucificado:
¡haz que nuestra alegría
sea siempre auténtica y plena
para podérsela comunicar a todos!

Amén!





Santa María de la Caridad
que viniste como mensajera de paz,
flotando sobre el mar.


Tú eres la Madre de todos los cubanos.

A tí acudimos, Santa Madre de Dios,
para honrarte con nuestro amor de hijos.

En tu corazón de Madre ponemos nuestras ansias

y esperanzas, nuestros afanes
y nuestras súplicas;

Por la Patria desgarrada,
para que entre todos construyamos
la paz y la concordia.

Por las familias, para que vivan
la fidelidad y el amor.

Por los niños, para que crezcan sanos
corporal y espiritualmente.

Por los jóvenes para que afirmen su fe
y su responsabilidad en la vida y
en lo que da el sentido a la vida.

Por los enfermos y marginados,
por los que sufren en soledad,
por los que están lejos de la Patria,
y por todos los que sufren en su corazón.

Por la Iglesia Cubana y su misión evangelizadora;

por los sacerdotes y diáconos; religiosos y laicos.

Por la victoria de la justicia y
del amor en nuestro pueblo.

¡Madre de la Caridad,
bajo tu amparo nos acogemos!
¡Bendita tú entre todas las mujeres
y bendito Jesús, el fruto de tu vientre!

A Él la gloria y el poder,
por los siglos de los siglos.

Amén!

(Padre Nuestro) (Tres Avemarías) (Gloria al Padre)




COMPRA EL PODEROSO TALISMAN PIEDRA DE ARA PARA ATRAER DINERO Y AMOR A TU VIDA

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers